Los comunes y la Economía Social y Solidaria : Vuelta al XVI encuentro del RIUESS

 

Este año el XVI encuentro de la Red InterUniversitaria de la ESS tuvo como tema principal la relación entre los comunes y la ESS. Si el concepto de comunes conoce un gran éxito desde la obtención del Premio Nobel de Economía por Elinor Ostrom en 2009, su articulación con los conceptos de la ESS no es siempre solida.

 

¿Que tienen, justamente, en común la teoría de los comunes y las teorizaciones de la Economía Social y Solidaria ?

 



3 puntos a destacar : La ESS y la teoría delos comunes llaman a tres principales cuestionamientos sobre :

1- La noción de propiedad

2- El establecimiento de reglas de gobernanza autónoma (no impulsadas ni por el Estado ni por el mercado)

3- La redefinición del trabajo

 

Que definición de los comunes?

 

El éxito del concepto de los comunes y su amplio uso no facilita su comprensión. La exposición de Benjamin Coriat fue sobre este punto fue de una gran utilidad. El economista aterrado explica que los comunes tienen tres componentes principales :

-    Primero, es necesario haya un recurso puesto en común

-    Segundo, una distribución de los derechos de propiedad, como vinculo entre las personas alrededor del objeto puesto en común

-    Y en último lugar, resulta necesario establecer un modo de gobernanza especifico para asegurar la regulación de dicho bien

 

Los debates que suscitanlos comunes resultan a menudo animados por los actores de la ESS.

 

 

Redefinición de la propiedad

Los comunes, como las iniciativas de la ESS, nos llevan a reconsiderar nuestra concepción de la propiedad. Una propiedad que, como lo mencionó Jean Louis Laville, profesor de el CNAM, es relativa y se basa en un conjunto de derechos.

 

Sobre este punto, el trabajo de investigación presentado por Pierre Francoual, doctor en derecho social de la Universidad Toulouse Capitole, sobre la propiedad en cooperativas,mostraba como los estatutos cooperativos tuercen el derecho de propiedad.

 

Una propiedad basada principalmente en el usus-, el uso de la cooperativa. El fructus-, dependiendo por su parte directamente de este uso mediante una redistribución de beneficios proporcional a la actividad y el abusus  quedaría limitado por la obligación, por ejemplo, de pagar los excedentes de gestión en caso de liquidación a otra cooperativa.

 

 

La gobernanza

La definición de la gobernanza de estos bienes comunes por sus dueños relativos, recuerda J.L Laville, altera la dicotomía Estado/Mercado y llama a la pluralidad de modelos económicos.

 

El testimonio de Alter eco jardín, que acompaña la realización de jardines compartidos en la región Languedoc-Roussillon, ilustró la importancia de una reflexión sobre la gobernanza antes y durante todo el proyecto.

 

Encontrar el denominador común que reúne a los participantes y construir sobre ello una identidad colectiva o también recordar que el jardín colectivo es solo un apoyo a la convivencia, lleva a a preguntarse : 

 

¿Qué es lo que ponemos en común ? ¿Por qué decidimos de meterloen común ? ¿Y por qué creamos comunes ?

 

 

Comunes numéricos y remuneración de los commonors

Internet y el surgimiento de comunidades epistémicas, cuyo objetivo es crear nuevos conocimientos comunes (2), exacerban todas estas preguntas pero también abren otro debate acerca de la remuneración y del reconocimiento del valor agregado por estos commonors, que dan de su tiempo y energía al servicio de los comunes. Es de igual modo un debate impulsado por lala ESS. En efecto, el asalariado y el voluntariado sobre los cuales se basan las organizaciones de la ESS son dos formas de actividades fuertemente cuestionadas por las altas tasas de desempleo y de transformación del trabajo, tanto en su contenido como en su organización.

 

Esta dicotomía asalariado/voluntariado es también a veces insoportable para algunas organizaciones, particularmente aquellas  donde voluntarios y asalariados trabajan juntos pero bajo marcos legales bien distintos. Los debates y experimentaciones acerca del salario mínimo, sueldo de por vida o también de los derechos de giro sociales propuestos por Alain Supiot, profesor de derecho en el Collège de France, alimentan este debate sobre la construcción de un nuevo marco institucional que permitiría a cada ciudadano participar a la construcción de los comunes de manera más flexible.

 

 

Mélissa Boudes, investigadora, estudiante, docente.

 

Partager cet article